Nuestra Política de Derechos Humanos se basa en nuestros 4 Principios Éticos - INTEGRIDAD, RESPETO, CORAJE y TRANSPARENCIA - y es parte de nuestro Código de Ética.

Creemos que como empresa tenemos la responsabilidad de respetar los derechos humanos internacionalmente reconocidos y debemos tomar medidas para identificar y abordar cualquier impacto adverso real o potencial en el cual pudiéramos estar involucrados a través de nuestras propias operaciones o nuestras relaciones comerciales. También creemos que podemos contribuir al impacto positivo de los derechos humanos desempeñando nuestro papel de ciudadano corporativo responsable.

Estamos convencidos de que es lo correcto y a la vez es un tema de creciente importancia para nuestros empleados, consumidores, partes interesadas, socios comerciales, comunidades en las que operamos y la sociedad civil.

1. NUESTRO ENFOQUE

Somos una empresa global que opera en 140 países y estamos comprometidos a respetar todos los derechos humanos reconocidos internacionalmente como importantes para nuestras operaciones y cadena de valor. Somos signatarios del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. Nuestro enfoque se basa en normas internacionalmente reconocidas, como la Declaración Universal de los Derechos Humanos, los Principios Rectores de las Naciones Unidas sobre Empresas y Derechos Humanos y los Convenios Fundamentales de la OIT que abordan el trabajo infantil, el trabajo forzoso, la no discriminación y el derecho a la libertad sindical y a las negociaciones colectivas.

Puede ocurrir que enfrentemos requisitos para cumplir con las leyes y políticas locales de manera que pudieran entrar en conflicto con estas normas internacionales.
En tales circunstancias, trabajamos para cumplir con estas normas internacionales en la mayor medida posible, teniendo en cuenta las leyes locales. Reconocemos que parte del cumplimiento de nuestra responsabilidad de respetar las normas internacionales de derechos humanos también incluye la toma de conciencia y el compartir expectativas en toda nuestra cadena de valor sobre cómo cumplir con las normas internacionales en diferentes jurisdicciones.

Creemos que podemos respetar y promover con mayor eficacia los derechos humanos internacionalmente reconocidos a través de nuestra presencia más que con nuestra ausencia en países donde la vulneración de los derechos humanos es sistémica. Cuando operamos en estos países, podemos establecer una diligencia debida adicional y adaptar nuestras políticas y nivel de compromiso para abordar tales riesgos, principalmente, para prestar especial atención a individuos o grupos que puedan enfrentar un mayor riesgo de impactos negativos en lo relativo a derechos humanos tales como mujeres o trabajadores migrantes o poblaciones indígenas.

La diligencia debida en materia de derechos humanos también es importante y se tiene en cuenta durante las etapas clave de nuestras actividades comerciales, como adquisiciones, nuevas asociaciones y proyectos de construcción.

Además de respetar y promover los derechos humanos en nuestras operaciones directas, buscamos y privilegiamos activamente a socios comerciales que comparten nuestro compromiso de respetar los derechos humanos internacionalmente reconocidos y tenemos el coraje de terminar relaciones con socios comerciales que no están dispuestos a hacerlo.

Reconocemos que no podemos abordar este tema solos ya que formamos parte de muchas comunidades alrededor del mundo. También reconocemos que necesitamos escuchar las opiniones de las personas potencialmente afectadas, que son nuestros grupos de interés. En este momento, escuchamos a nuestros grupos de interés principalmente a través de plataformas sindicales (para nuestros propios empleados) y para las personas en nuestras cadenas de suministro a través de entrevistas a trabajadores durante auditorías a proveedores y de foros de partes interesadas que organizamos regularmente en los países en los que operamos.

Apoyamos acciones de salud pública y en particular la lucha contra el cáncer de piel a través de nuestra División de Cosméticos Activos. También hay muchas iniciativas locales y de la marca en relación con el mismo tema. Además, favorecemos los impactos positivos de los derechos humanos a través de nuestro programa de filantropía y especialmente de la Fundación L'ORÉAL, que nos permiten participar en diversas iniciativas que fomentan el desarrollo de las comunidades donde los derechos humanos están protegidos y respetados y principalmente, nuestro programa “Belleza por una Vida Mejor”.

 

2. ABORDAJE DE LOS DERECHOS HUMANOS EN NUESTRA CADENA DE VALOR

Hasta ahora, hemos identificado las siguientes partes interesadas y las principales cuestiones de derechos humanos y hemos adoptado las siguientes medidas para evitar impactos adversos en materia de derechos humanos.

NUESTROS CONSUMIDORES
Los productos de L'ORÉAL son utilizados diariamente por millones de personas en todo el mundo y ayudan a fomentar el fortalecimiento de hombres y mujeres aumentando su confianza para interactuar con los demás. Nuestros productos están fabricados según las más rigurosas normas de calidad y seguridad. También elegimos nuestras materias primas con cuidado. Estamos comprometidos en garantizar el derecho de acceso de las poblaciones locales a sus tierras, recursos naturales y el respeto a sus conocimientos tradicionales y a tenerlos sistemáticamente en cuenta durante el proceso de selección de los ingredientes naturales. En línea con nuestro programa "Compartir la Belleza con Todos", somos conscientes de nuestro impacto en el medio ambiente y constantemente buscamos reducirlo reconociendo las consecuencias para los derechos humanos como el derecho a la salud y el derecho al agua. Estamos comprometidos a fomentar comportamientos saludables a través del uso de productos de higiene y protección solar. También estamos comprometidos a evitar estereotipos, imágenes degradantes y cualquier mensaje que pueda fomentar la anorexia u otros tipos de trastornos de la alimentación. Estamos comprometidos a proteger el derecho a la privacidad de nuestros consumidores y a reconocer la importancia particular de proteger cualquier información de los consumidores que podamos tener. Como parte de este compromiso, trabajamos para cumplir con los "Principios de Participación del Consumidor" del Foro de Bienes de Consumo.

NUESTROS EMPLEADOS
Estamos comprometidos a respetar los derechos de nuestros empleados de acuerdo con los derechos humanos internacionalmente reconocidos. Lo hacemos a través de diversas políticas, incluyendo nuestro Código de Ética que abarca la prohibición del trabajo infantil y la protección de los trabajadores jóvenes, la prohibición del trabajo forzoso, la prohibición de la discriminación, el acoso sexual o la intimidación, el respeto a la libertad sindical y a la negociación colectiva y el respeto a la privacidad. Estas políticas se complementan con ambiciosos programas de Diversidad y Salud y Seguridad y nuestro programa Share & Care (Compartir y cuidar), que esencialmente se enfoca en el bienestar de nuestros empleados, así como de sus familiares a través de distintas prestaciones de salud y bienestar. Estamos comprometidos con un diálogo abierto y constructivo con los representantes de los empleados.

IMPACTO DE NUESTROS PROVEEDORES EN TRABAJADORES Y COMUNIDADES
Tenemos una amplia y extensa cadena de suministro y el trabajo que hacemos con nuestros proveedores y subcontratistas es una parte clave de nuestro programa para respetar los derechos humanos. Nuestra expectativa es que todos los proveedores y subcontratistas actúen de acuerdo con los derechos humanos internacionalmente reconocidos. Dado que hemos tomado las condiciones de trabajo de sus trabajadores como un asunto destacado en materia de derechos humanos, se incluye el respeto de todos los convenios básicos de la OIT en nuestros contratos de compra y los alentamos a que apliquen este requisito a lo largo de su propia cadena de suministro. También les pedimos que garanticen la transparencia, remedien cualquier incumplimiento e impulsen una mejora continua. Estamos comprometidos en llevar a cabo auditorías independientes periódicas para monitorear el respeto de nuestros compromisos con los derechos humanos en nuestra cadena de suministro e interactuamos con nuestros proveedores para asegurar una reparación a las personas que sufrieron un daño.

IMPACTO DE NUESTROS CLIENTES EN TRABAJADORES Y COMUNIDADES
Tenemos miles de clientes en todo el mundo, muchos pequeños y medianos propietarios, que ofrecen empleos a millones de personas que ayudan a fortalecer las comunidades. Tenemos el compromiso de involucrar a nuestros clientes, incluidos los principales minoristas del mundo, en relación con nuestra Política de Derechos Humanos para alentarlos a adoptar compromisos similares.

DERECHOS DE LAS MUJERES
Estamos particularmente comprometidos a prestar atención a los derechos de las mujeres, principalmente porque nuestra base de consumidores es predominantemente femenina y nuestra fuerza de trabajo y la de nuestros socios de negocios incluyen muchas mujeres trabajadoras. Por ejemplo, en ausencia de leyes locales más favorables, nuestras mujeres trabajadoras se benefician con una licencia de maternidad remunerada de 14 semanas. Durante las auditorías a proveedores, buscamos asegurar la ausencia de discriminación y acoso sexual. Como defensores activos de los Principios de las Naciones Unidas para el Empoderamiento de la Mujer, participamos en muchas iniciativas que tienen por objeto no sólo mejorar la situación de las mujeres en los ámbitos privado y público, sino también reconocer la contribución de las mujeres al progreso de la humanidad (principalmente a través del programa  "Por las Mujeres en la Ciencia" de la Fundación L'ORÉAL). Este enfoque en los derechos de la mujer es parte de nuestra política general de diversidad que también abarca la no discriminación por razones de discapacidad, estado civil o situación familiar, orientación sexual, edad, opiniones políticas y filosóficas, creencias religiosas, actividad sindical, origen étnico, social, cultural o nacionalidad. 
 

3. GOBERNANZA, DILIGENCIA DEBIDA, REMEDIACIÓN Y PRESENTACIÓN DE INFORMES

Esta política ha sido aprobada por el Presidente y Director General de L'ORÉAL y su Comité Ejecutivo y presentada a nuestro órgano internacional de diálogo social y al Consejo de Administración. Se actualiza regularmente para reflejar nuestro progreso continuo.

El Vicepresidente Ejecutivo Superior y Director General de Ética supervisa la implementación de nuestra Política de Derechos Humanos. Además, encabeza el Comité Directivo de Derechos Humanos que está compuesto por representantes de diferentes actividades, funciones y zonas geográficas.

A nivel corporativo, cada Jefe de División / Departamento y a nivel local, cada Gerente de País se encarga de implementar la Política de Derechos Humanos de L'ORÉAL. Actualizamos regularmente la guía y las herramientas que se les proporcionan.

Evaluaremos en forma continua los impactos de todas nuestras operaciones y de nuestra cadena de valor sobre los derechos humanos y revisaremos las políticas, los procesos y los sistemas de gestión pertinentes.

Continuaremos proporcionando mecanismos de notificación de quejas que permitan a nuestros empleados y otras personas afectadas por nuestras operaciones reportar sospechas de abuso de derechos humanos y fortalecer estos mecanismos cuando sea necesario. Tales incidentes serán inmediatamente escalados al Director de Ética, investigados y se tomarán medidas cuando sea necesario. Esto incluye trabajar para evitar estos problemas recurrentes y proporcionar remedio a cualquier persona que haya sido dañada. En los casos más graves, nos reservamos el derecho de romper relaciones comerciales o no aprobar a un nuevo socio comercial.

Con un claro espíritu de transparencia, estamos comprometidos a comunicar sobre nuestros avances y desafíos.

 

 

·         El Espíritu L'Oréal

·         Código de Ética, una Guía de Acción

·         Nuestro Programa de Ética